A

Activistas inmigrantes transgénero marchan hacia la Casa Blanca

Los manifestantes exigieron el fin de la detención de personas trans y seropositivas por parte del ICE

 

Por Michael K. Lavers

 

Washington, Estados Unidos. Más de 100 personas marcharon el miércoles hacia la Casa Blanca para exigir al gobierno de Biden que ponga fin a la detención de personas transgénero y personas con VIH/SIDA en las instalaciones del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos.

 

La directora de Casa Ruby, Ruby Corado, y otros manifestantes salieron de la Iglesia Cristiana de National City, en Thomas Circle, después de que los organizadores celebraran un «funeral» por tres mujeres trans -Roxsana Hernández, Victoria Arellano y Johana «Joa» Medina León- que murieron mientras estaban bajo la custodia del ICE o inmediatamente después de que la agencia las liberara.

 

Hernández, una mujer trans con VIH de Honduras, murió en un hospital de Albuquerque, N.M., el 25 de mayo de 2018, mientras estaba bajo custodia del ICE. Arellano, una mujer trans con VIH de México, falleció en un hospital de San Pedro, California, mientras estaba bajo custodia del ICE.

 

El ICE liberó a Medina, una mujer trans con VIH de El Salvador, de su custodia el 28 de mayo de 2019, el mismo día que la trasladó a un hospital en El Paso, Texas. Medina murió tres días después.

 

La familia de Hernández ha presentado una demanda contra el gobierno federal y las cinco empresas privadas que se encargaron de su atención.

 

Isa Noyola, subdirectora de Mijente, uno de los grupos de defensa de los inmigrantes que organizó la marcha, presidió el «funeral». Noyola reprodujo un mensaje que grabó el sobrino de Hernández en Honduras.

 

«El Estado no reconoce nuestra humanidad», dijo Noyola, que se emocionó en varios momentos del servicio.

 

Un comunicado de prensa que anunciaba los actos dijo que participaron 25 mujeres trans que habían estado previamente bajo custodia del ICE. Ellas, junto con otras participantes, bloquearon el tráfico en la intersección de las calles 16 y H, N.W., cerca de la plaza Black Lives Matter durante varios minutos antes de marchar hacia Lafayette Square.

 

 

Los participantes en la marcha también llevaban tres ataúdes rosas que representaban a Hernández, Arellano y Medina. Los apuntalaron en una valla de seguridad a lo largo de la Avenida Pennsylvania antes de escenificar un encierro.

 

 

La marcha tuvo lugar una semana después de que Mijente y otros siete grupos de defensa de los inmigrantes enviaran una carta al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, y al director en funciones del ICE, Tae Johnson, exigiendo la liberación de todas las personas trans y con VIH que se encuentran en centros de detención de inmigrantes.

 

La Casa Blanca anunció el martes que los solicitantes de asilo que vieron cerrados sus casos bajo la política de «Permanecer en México» de la administración anterior podrán entrar en EE.UU. para proseguirlos. La vicepresidenta Kamala Harris, que viajó a Guatemala a principios de este mes, también ha reconocido que la violencia anti-LGBTQ es una de las «causas fundamentales» de la migración desde el Triángulo Norte de Centroamérica.

 

Nuestro único delito es buscar oportunidades, buscar refugio»

 

Li An «Estrella» Sánchez, una mujer trans del estado mexicano de Veracruz a la que Estados Unidos ha concedido asilo, se encuentra entre las personas que participaron en la marcha.

 

Ella dijo al Washington Blade durante una entrevista en la Plaza Lafayette después de la marcha que pasó 13 meses bajo custodia del ICE en tres centros de detención de Georgia -el Centro de Detención de la Ciudad de Atlanta, el Centro de Detención del Condado de Irwin y el Centro de Detención de Stewart- antes de ser liberada en 2013. Sánchez, que fundó Community Estrella, una organización con sede en Atlanta que aboga por los detenidos del ICE que se identifican como LGBTQ, dijo que ella y otros detenidos trans del ICE se enfrentan a un acceso inadecuado a la salud y al confinamiento solitario, entre otras cosas.

 

«Sé de primera mano lo que sintieron», dijo Sánchez, refiriéndose a las tres mujeres trans que murieron bajo custodia del ICE o inmediatamente después de su liberación. «No le desearía a mi peor enemigo estar en una cárcel».

 

«Nuestro único delito es buscar oportunidades, buscar refugio, buscar protección, buscar seguridad», añadió.

 

Sánchez también tuvo un mensaje para el presidente Biden.

 

«Escuche, porque el pueblo continúa la lucha», dijo Sánchez. «Usted ha prometido apoyar a la comunidad LGBT y realmente está olvidando a la comunidad inmigrante».

 

 

CategoriesMigrantes
Reportar Sin Miedo

Periodismo diverso y participativo de interés público

Deja un comentario